lunes, 1 de julio de 2013

Realización de Dios

Sri Ramakrishna

El Maestro era una fuente inagotable de sabiduría eterna la cual provenía de sus variadas experiencias de la Realidad Última. Al mismo tiempo, cuando no estaba absorto en samadhi, era un agudo observador del mundo exterior. Hay algunos puntos sobre los cuales Sri Ramakrishna ponía especial énfasis. Primero: la realización de Dios es el único propósito de la vida humana. Sin la realización de Dios, todo lo demás es incompleto; es el máximo logro aquí y en el más allá. 

Ahora bien, ¿qué quiso decir Sri Ramakrishna por 'realización de Dios'? Para decirlo en pocas palabras: significa una experiencia intuitiva de la base fundamental de toda existencia, en la cual el que ve y lo que es visto, se vuelve uno. Realización espiritual no significa simplemente la visión de diferentes formas divinas o un sentimientos más elevado del común que puede ser descripto por diferentes personas de diversas maneras. Lo que Sri Ramakrishna quería significar por realización espiritual es absorción del ser individual en lo Absoluto.

Citando los Upanishads: "Así como el agua pura cayendo en un enorme recipiente de agua se vuelve una con ella, así también se vuelve el ser del hombre contemplativo que ha realizado a Dios". Es decir que, en ese estado, lo individual deja de ser individual Él no se pierde, más bien se convierte en lo Absoluto. Esta experiencia de unidad es el verdadero significado de la realización de Dios. No obstante, hay otras formas de realización espiritual las cuales eran aceptadas por Sri Ramakrishna. Así era la universalidad y la amplitud de visión que él tenía acerca de la realización de Dios. 

El segundo mensaje saliente de Sri Ramakrishna es que, no sólo debemos tener esa realización en nuestro propio ser, sino que debemos compartirla con otros. Decía que había algunas personas que cuando obtenían un manjar se lo comían todo, se limpiaban con cuidado la boca y no lo decí:m a nadie, no deseaban compartirlo con otros. El censuraba tal actitud. 

La realización que se logra en el sendero espiritual debe ser compartida con los demás, entonces alcanzará su plena madurez. Al compartir nuestra experiencia, al ayudar a otros a lograr la misma experiencia, la nuestra queda colmada en el verdadero sentido del término. Un día Sri Ramakrishna preguntó a Narendra, más tarde Swami Vivekananda, cuál era la meta de su vida. Narendra le respondió: "Es mi deseo permanecer constantemente absorto en samadhi durante tres o cuatro días, bajando sólo al plano sensorio para comer algo" Sri Ramakrishna dijo: "¡Qué estrechez mental la tuya! Hay un estado mucho más elevado que ese. ¿No eres tú quien canta 'Todo lo que existe eres Tú'?" El Maestro dijo a Narendra que quería que fuera como un árbol baniano de frondosas y extensas ramas para dar refugio a miles de viajeros fatigados. Él mismo se esforzó sobremanera para diseminar ideas espirituales entre la gente y ayudarla en el logro de la más elevada meta. Si la primera mitad de su vida fue dedicada a reunir los tesoros de la experiencia espiritual, su segunda mitad fue dedicada a compartir esa riqueza con los demás.

Fragmento de "El mensaje de Sri Ramakrishna"
Reverendo Swami Bhuteshanandaji Maharaj