jueves, 6 de diciembre de 2012

Los cantos de Sri Ramakrishna

Sri Krishna y Sri Radha


¡No he hallado a mi Krishna, oh amiga! ¡Cuán triste está mi
hogar sin Él!
Ah, si sólo Krishna pudiera ser el cabello de mi cabeza,
Cuidadosamente lo trenzaría entonces y adornaría con flores
de bakul;
Cuidadosamente estilaría las trenzas con ese cabello.
Krishna es negro y negro es mi cabello; ¡el negro, uno con el
negro sería!
¡Ah! Si sólo Krishna pudiera ser el anillo que uso en mi nariz,
Siempre de mi nariz Él estaría colgado y mis dos labios podrían
tocarLo.
Pero, ¡ay! ¡esto jamás podrá ser! ¿Por qué he de soñar en vano?
¿Qué le importaría a Krishna, ser el anillo de mi nariz?
¡Ah! si sólo Krishna pudiera ser los brazaletes de mis brazos,
Siempre estaría abrazado a mis muñecas y cuán orgullosa yo
caminaría,
Sacudiendo mis brazaletes para hacerlos sonar y agitando mis
brazos para mostrarlos;
Bajando por el camino real caminaría, llevando a mi Krishna como
brazaletes.


Sri Ramakrishna  cantó esta canción.
El Evangelio de Sri Ramakrishna, (Tomo II, pág. 208)