jueves, 23 de junio de 2011

"El viento de la gracia de Dios está incesantemente soplando. Los navegantes perezosos de este mar de la vida no lo aprovechan. En cambio, los activos y fuertes mantienen la vela de sus mentes siempre desplegadas, para recibir el impulso de la brisa salvadora, y así, muy pronto, llegan a destino".
"¡Tú quieres que te muestre a Dios, mientras permaneces tranquilamente sentado, sin hacer el más mínimo esfuerzo! ¡Cuán irrazonable es tu pedido!"
Sri Ramakrishna