jueves, 23 de junio de 2011

Ramakrishna y Jesucristo

Bendito Señor Jesús


Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan por vosotros, así también haced vosotros por ellos; porque esto es la ley de los profetas. (Mateo 7:1-29)

La verdad que Jesús enseña aquí es común a todas las religiones principales. Es la Regla de Oro, nuestra guía de conducta en la sociedad humana. Hay pasajes casi idénticos en el Mahabharata, la famosa epopeya india: Trata a los demás como tú mismo querrías ser tratado. Nada hagas a tu vecino que después no quieras que tu vecino te haga a ti. Nuestran místico por excelencia que tuvo repetidas experiencias inmediatas y directas de Dios a través de distintas disciplinas religiosas, propias de su país de origen y extranjeras. Con una inocencia infantil, Sri Ramakrishna fue poseído por Dios quien guió e interpenetró toda su vida. Fue, de acuerdo con sus propias palabras, como el hombre que vivía bajo el árbol en el cual un camaleón había tomado refugio, y dicho hombre sabía que el camaleón tiene diferentes colores en distintos momentos y que, algunas veces carece de color.



Sri Ramakrishna
Para muchos, Sri Ramakrishna es como un milagro, una personalidad extraordinaria, inexplicable y por momentos desconcertante. Él habló de sí mismo como siendo el mismo alma que había nacido anteriormente como Rama, Krishna, Jesús o Buddha y que había nacido nuevamente como Ramakrishna. En un mundo basado en el dilema de la pluralidad de las religiones, la contribución de este Dios-hombre, fue demostrar la unicidad de Dios. Muchas personan sienten estima por estas ideas, pero existen unos pocos que tienen la curiosidad, el coraje, la pasión espiritual, perseverancia y la capacidad de auto-crítica tan necesaria para llegar a experimentar dichas ideas. Sri Ramakrishna tuvo todo esto y mucho más y así logró el éxito en sus experimentos. Resumió el resultado de ellos, declarando que las diferentes formas de acercamiento a Dios son verdaderas y que son necesarias para adecuarse a las distintas tendencias mentales de los aspirantes. El mismo Dios tiene distintas formas y aspectos. Sri Ramakrishna, no sólo desnudó sus experiencias frente a los demás, sino que habló de su método único e invitó a probar dicho método empíricamente. ¡Pónganme a prueba como lo hace el cambista con el dinero! Fue su implícita expresión.

Una corriente constante de dicha divina dentro suyo, atrajo a una multitud sin distinción de credos o razas. Él solía decir: "He practicado todas las disciplinas, he aceptado todos los caminos... De este modo, personas de todos los credos llegan aquí y cada uno de ellos creen que pertenezco a su religión". Bregó, no solamente por la tolerancia sino por la aceptación de la fe de todas las religiones.

(Fragmentos del capítulo "Interacción de Sri Ramakrishna con el cristianismo", del libro "Más acerca de Sri Ramakrishna").