martes, 15 de enero de 2013

Diálogo y mediación ante los desafíos del futuro



Sri Ramakrishna y la Armonía de las Religiones


Swami Vivekananda, el gran sabio de la armonía de las religiones dijo en Chicago, en el Congreso Mundial de las Religiones, el 11 de septiembre de 1893:

"Les citaré, hermanos, algunas líneas de un himno que recuerdo haber repetido desde mi infancia y que todos los días repiten millones de seres humanos: 'Así, como los diferentes arroyos tienen sus orígenes en diversos lugares y vierten todas sus aguas en el mar, así, ¡Oh Señor!, los distintos caminos que los hombres toman debido a diferentes tendencias, por diversos que parezcan, tortuosos o rectos, todos conducen a Ti'".

Swamiyí también citó las palabras de Dios en el Srimad Bhagavad Guita:

"Cualquiera que Me adora por cualquier senda, Yo lo acepto y lo bendigo; todos los hombres están esforzándose por sendas que finalmente conducen a Mí".

Así vemos que en realidad todos estamos adorando al mismo Dios. Todos somos hijos de Dios y por ende somos hermanos. No debe surgir ningún conflicto entre los practicantes de las diversas religiones. Debe haber una aceptación completa. Se debe entender el hecho de que la voluntad del Creador es la unidad en la diversidad.

Hace miles de años, los sabios Védicos declararon: 'La Verdad es Una, los conocedores la expresan de maneras distintas. ' La misma verdad fue expresada por Sri Shankaracharya, Mahatma Gandhi, Rabindranath Tagore y los grandes seres de la Madre India.

Sri Sankaracharya expresó:

"Párvati, la Madre del Universo, es mima Madre; el Gran Señor es mi padre, los devotos del Señor Shiva son mis parientes, y la creación entera es mi patria."

Rabindranath Tagore, a quien se le otorgó el premio Nobel de Literatura en 1913, reveló maravillosamente en su obra 'Ofrenda Lírica' (Guitanjali): 

"Me has presentado amigos que yo no conocía. 
Me has invitado a sentarme en hogares que no eran el mío. 
Has acercado a mi lado a quien estaba lejos, y al desconocido lo has hecho mi hermano... "

"A quien te conoce nada le es extraño u hostil; no se le cierra ninguna puerta.
¡Oh, concédeme este don!, haz que no pierda nunca la Dicha de encontrar al
único en el juego de la diversidad.


Swami Pareshananda

Encuentro interreligioso organizado por. Asociación Intercultural Diálogo y la Escuela de Estudios orientales de la Universidad del Salvador